Enfermería a domicilio en Noruega

«Hjemmesykepleier» o enfermera a domicilio

Es un servicio que brinda atención de enfermería a los pacientes en su propia casa. El servicio es administrado por la «kommune» como parte del servicio primario de salud, a menudo organizado bajo el servicio de enfermería y gestión. El servicio fue establecido por primera vez como un servicio parroquial por parte de la iglesia, pero desde entonces se ha convertido en una responsabilidad municipal.

Las personas con necesidades especiales de asistencia, el cuidado de heridas y que necesitan que se les administren medicamentos utilizando la bomba de infusión y con tratamientos complicados para enfermedades particulares, pueden vivir en casa mientras usan la atención domiciliaria. Esto reduce la necesidad de ocupar plazas en los hogares de ancianos. En los últimos años, se ha vuelto más común dar de alta a los pacientes de los hospitales antes en el curso de la enfermedad. Algunos ingresan en hogares de ancianos y a otros se les asigna a la enfermería domiciliaria con mayor frecuencia.

El personal de enfermería a domicilio está compuesto por enfermeras y auxiliares de enfermería y asistentes.

La combinación de turnos hace que el servicio sea 24 horas al día, 7 días a la semana. Es común que las alarmas para personas mayores , desplegadas con los usuarios, avisen a una centralita que a su vez contacta a la enfermera domiciliaria de turno. La alarma para personas mayores proporciona la tranquilidad de que una persona que necesita cuidados que se cae y no se levanta puede pedir ayuda sin tener que coger el teléfono .

Es común que la enfermera domiciliaria esté equipada con un teléfono móvil con el número de guardia del distrito de enfermería domiciliaria.

La enfermería domiciliaria es hoy la base del servicio de atención municipal y debe ser una alternativa al tratamiento en una institución de salud cuando sea médicamente justificable. El servicio está autorizado en la Ley de Servicios Municipales de Salud y debe estar ubicado en todos los municipios del país. La oferta se aplica a todos los grupos de edad.

Los gastos los cubren los ayuntamientos, pero los usuarios del servicio suelen tener que pagar una franquicia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: